8 de junio de 2012

Milán es la más grande fábrica de cuerpos de Europa

Milán es la más grande fábrica de cuerpos de Europa.

Cortes de pelo caprichosos, maquillajes milimétricos para cualquier género, afeites y depilaciones precisas… cuerpos perfectamente producidos envueltos en ropajes exquisitos: vestidos con texturas de papel maché; pantalones cortos con zapatos de vestir; sombreros carísimos y combinaciones de colores muy analizadas donde destacan los azules superiores articulados con marrones o beiges que rodean las extremidades inferiores.







Zapatillas deportivas, cinturones y hasta los auriculares combinan milimétricamente con blusas, camisas, calcetines, bicicletas y el azul plomizo que cubre la ciudad.

En las inmediaciones del centro  es posible observar por la tarde oficinistas enfundados en entallados trajes  de superficies finísimas y corte moderno; corbatas lilas, moradas o púrpuras sobre camisas de todos los azules posibles aferrados a portafolios de piel de un negro intenso.




No importa si es en el húmedo y riguroso frío invernal o en el sofocante calor estival, los milaneses pasean orgullosos sus cuerpos producidos como máxima prioridad: “prima la imagine, dopo… to lo demás”… es como si se les olvidara que son simples cajeros de banco y oficinistas que, como cualquiera de nosotros, su mayor preocupación es llegar a fin de mes….

Milán, 7 de junio de 2012

Licencia Creative Commons